Musgo silene o musgo florido (Silene acaulis)

El musgo silene es una fascinante planta cojín que crece en la tundra alpina azotada por el viento, en el hemisferio norte. Es la planta más antigua de la que se tiene registro con 350 años. 

En la superficie

La adaptación más importante de esta planta es que se ciñe al suelo. La forma de cojín de agujitas la protege de los fuertes vientos, retiene humedad y le ayuda a absorber el calor del suelo. La temperatura en su interior puede ser mucho más cálida que la del aire a su alrededor. 

Debajo de la superficie

El musgo silene prefiere los suelos rocosos, y a menudo se le encuentra al borde de los acantilados. Asombrosamente, esta delicada planta tiene una sola y fuerte raíz que la estabiliza en sitios inestables. Su larga raíz se desplaza por las rocas en busca de agua y nutrientes. Esta plantita también tiene su propia fábrica de tierra. Su forma tan compacta atrapa polvo y residuos orgánicos que el viento acarrea. De este modo, el cojín añade altura encima de este ‘suelo nuevo’.

Pin It on Pinterest